Consejos para la conducción nocturna

Durante la noche, el riesgo de sufrir un accidente de tráfico aumenta, ya que el campo de visión disminuye en su periferia y profundidad, pues sólo se vislumbra lo que la de luz del vehículo permite. Para evitarlos, os dejamos con algunos interesantes consejos:

-Higiene: mantener los vidrios del coche bien limpios mejora la visión en la carretera. No sólo el parabrisas, sino también la luneta y los cristales laterales. Además, es muy importante controlar el nivel del líquido del limpiaparabrisas y limpiar regularmente los faros delanteros y traseros que ayudan a ver y a ser vistos por los demás conductores.

-Luces: algunos coches permiten regular la posición de los faros. En ese caso, hay que ajustar la altura de los mismos en caso de transportar a varias personas o grandes cantidades de equipajes. Debido a la elevada carga, el vehículo tiende a levantar la parte delantera y provoca el alumbramiento a los conductores que nos cruzamos en la carretera. Dentro del habitáculo, hay que evitar encender la luz interior y reducir la intensidad de la luz del tablero para concentrarse en el la conducción.

-Descanso: lograr un buen reposo antes de emprender un viaje es muy importante, sobretodo en trayectos nocturnos. El descanso siempre es fundamental en la conducción, pero por la noche la concentración debe ser total ya que el tiempo de percepción es menor al del día.

-Ambiente: la temperatura del interior del automóvil no debe ser elevada. Para ello es importante la ventilación adecuada del habitáculo para no generar somnolencia. Si se dtecta sensación de sueño o fatiga, lo más recomendable es detenerse en un lugar seguro y despejarse o dormir.

Finalmente queremos apuntar que, si bien los accidentes en horario nocturno son menos frecuentes que durante el día, éstos son 10 veces más graves, por lo que a la hora de viajar durante la noche se deberá tener el máximo cuidado y atención sobre la ruta.

Tags: , ,

No comments yet.

Leave a Reply